Videojuegos olvidados

Un fascinante viaje al centro de la historia del entretenimiento electrónico, en tu propio idioma.

Pantalla original de Traffic

TRAFFIC, para Amstrad CPC 464

TRAFFIC. Año: 1985. Casa: Amsoft - Andromeda Soft.

A primera vista, "TRAFFIC" - un extraño juego de 1985 que en su momento pasó completamente desapercibido - puede parecernos feo. Un examen más exhaustivo nos revelará que, en efecto, lo es. Del todo.

Por suerte para AMSOFT, "TRAFFIC" no necesitó nunca gráficos de última generación ni sonido envolvente para hacerse un hueco en nuestro corazón y transformar nuestras vidas en las entrañables experiencias de entendimiento vial que son en la actualidad.

La propuesta de "TRAFFIC, el juego" no podía ser más sencilla: ponernos en la piel de un guardia urbano y aventurarnos en un maravilloso viaje hacia el fantástico país de la contaminación y las bocinas.

Para ello, la innovadora tecnología 2D del juego - también conocida como "TRAFFIC: 2D" - desplegaba en nuestras pantallas una representación bastante aproximada de un grupo de líneas parecidas a calles, salpicadas por varios rectángulos, en el papel de: coches.

La clave de la sorprendente jugabilidad de "TRAFFIC" residía en que estas líneas en forma de calle SE CRUZABAN, permitiendo al jugador echar mano de su criterio ecuánime para decidir que fila de rectángulos amarillos tenía aspecto de llevar menos prisa y manipular así los semáforos en consecuencia.

En términos de realismo, no hay nada como... Traffic!
Bubles, el payaso de la guardia urbana Traffic, la película!

COMPRA AQUÍ LA VERSIÓN EN PELÍCULA CON MICHAEL DOUGLAS Y BENICIO DEL TORO!

Ya en 1984 - un año antes de su lanzamiento oficial -, el inusual grado de realismo presente en "TRAFFIC" llamó la atención de cierto sector de la crítica especializada y los primeros avances del programa recogieron comentarios muy esperanzadores, dando a conocer entre el gran público lo que para muchos prometía ser el futuro del entretenimiento familiar, hecho ayer.

Para finales de ese mismo año, las expectativas eran tales que varias copias del programa circulaban bajo mano por las comisarias de todo el país.

Pero ni siquiera el por entonces incipiente fenómeno de la piratería podía evitar lo inevitable, y cuando los primeros ejemplares de "TRAFFIC" desaparecieron de las estanterías, nadie se sorprendió: el juego había nacido para ser un número uno.

En principio, el alto grado de simulación y la elevada curva de aprendizaje presentes en "TRAFFIC 1.0" parecían destinarlo al uso exclusivo de los profesionales del sector, y, en efecto, así fue durante los primeros meses de vida del programa: son cientos los testimonios de guardias urbanos que afirmaron haber mejorado su técnica de dirigir el tráfico gracias al programa de AMSOFT.

Pero la pasión por la circulación vial no conoce edad y los jóvenes acogieron la nueva moda con entusiasmo. De la noche a la mañana, "TRAFFIC" pasó de ser una estupenda herramienta policial a suponer el fenómeno cultural definitivo de mediados de los 80. La locura por el tránsito se había desatado y las fuerzas de seguridad destinadas al tráfico comprobaban sorprendidas como su índice de popularidad no hacía más que dispararse. Y es que las familias lo tenían claro: "TRAFFIC REDUX es la solución definitiva para los problemas de circulación del hogar moderno ™". Hasta los columnistas de periódicos que nunca antes habían escrito sobre videojuegos tuvieron que hacerse eco del asunto, e incluso se conocen casos de individuos que vendieron su coche sólo para comprarse un ordenador y jugar a "TRAFFIC II: SÓLO PUEDE QUEDAR UNO".

"PODRÍA DECIRSE QUE DE NO SER POR "TRAFFIC" VD. ESTARÍA HACIENDO EL AMOR CON SU PAREJA EN LUGAR DE LEER ESTO AHORA"

No tardaron en salir guardias urbanos aficionados en todos los rincones del globo, que comenzaron a cartearse, a mantener reuniones y hasta a organizar conferencias y convenciones presididas por guardias urbanos retirados. Pocos de ellos imaginaban entonces que su necesidad de compartir trucos, estrategias y graciosas anécdotas sobre el tráfico simulado habría de suponer el despegue definitivo de Internet, hasta el punto que puede decirse que de no ser por "Traffic" no existiría Internet y vd. estaría haciendo el amor con su pareja en lugar de leer esto ahora.

En la actualidad, el fenómeno no ha decaído en absoluto y "TRAFFIC MULTIPLAYER" es una de las franquicias más rentables en el mundo de la simulación por ordenador, sólo superada por aquellas que contienen sexo explícito y/o diversión, y todas sus secuelas - incluida la más reciente: "TRAFFIC 2003" (con código de la circulación actualizado) - no sólo se mantienen a la altura del original, sino que conducen el clásico concepto de 1985 hacia nuevas cotas de placer y realización intelectual.

Con auténtica acción vial!

Pero "TRAFFIC, LA LEYENDA" no sólo ha sido y es un hito, sino también uno de los pocos programas de ordenador que se ha atrevido a denunciar que los semáforos no funcionan por tiempo y que en realidad son manejados por un guardia urbano puteado. Además, la experiencia virtual de "TRAFFIC" ha sido llevada recientemente al cine, con Michael Douglas y Benicio del Toro en el papel de dos maduros y apuestos agentes de tráfico en medio del que sin duda será el atasco de sus vidas!

CÓMO JUGAR HOY A TRAFFIC: Para experimentar la energía educativa de "TRAFFIC RELOADED" directamente en tus neuronas, sólo tienes que hacerte con un emulador de Amstrad CPC como Arnimedes, aunque te aviso que el simple hecho de descargarlo puede suponerte una cárcel turca en varios países turcos, por pretender emular algo tan FEO. Jaja, pero sólo si tienes lo que hay que tener, encontrarás una versión de "TRAFFIC IV" AHORA, que llega hasta ti gracias a este estupendo mensaje de Stevie Wonder para tus noches de copas, de parte de la Asociación de Guardias Urbanos Aficionados, o A.G.U.A.:

Stevie Wonder dice: "Si conduces, te jodes"

2003, Carlos Miguel Ruiz

VIDEOJUEGOS OLVIDADOS
POETAMALDITO.COM