Los colegios de farmacéuticos quieren dominar el mundo, en serio¹.

Antes de empezar, quisiera aclarar que esto no es como cuando hice una página para contarle al mundo que había visto un OVNI que luego resultó ser una mancha en mi ventana. Esto es muy diferente... ESTO VA EN SERIO.

Una falsa enfermera sexy

Esta falsa enfermera sexy forma parte del astuto plan del colegio de farmacéuticos. Le delata el atuendo: ninguna enfermera que se precie llevaría un gorro así.

Cuando pensamos en el futuro, solemos imaginar máquinas inteligentes rebelándose contra el hombre, soldados imperiales armados con rayos láser, y meteoritos recreados por ordenador estrellándose contra el planeta. Pero el futuro que nos aguarda será mucho, mucho más siniestro. No quiero que cunda el pánico, pero me estoy refiriendo a... ¡LA TIERRA DOMINADA POR COLEGIOS DE FARMACÉUTICOS! Sí, puede que, cogidos de uno en uno, los farmacéuticos no supongan una seria amenaza, pero reunidos planean algo que hará que la maldita invasión de los ultracuerpos parezca un trabajo de fin de curso sobre las alcachofas.

Primero se quejaron del proyecto de liberalizar el sector, y les dimos la razón, al descubrir que las farmacias eran como las monarquías: emanan directamente de Dios, y los hijos las heredan. Luego exigieron la exclusiva en las ventas de medicamentos, y accedimos a ello tras comprender que se necesitan cinco años de carrera para vender una caja de aspirinas. Más tarde fue su derecho a la objeción y la píldora del día después, y otra vez consentimos, al aceptar que su deber como católicos era más importante que nuestro derecho a decidir cuándo, cómo y con quién tener hijos...

Habría que estar como muy puesto de crack para no darse cuenta de que su próximo movimiento será exigir el mundo y, lo que es peor, TODO LO QUE ÉSTE CONTIENE DENTRO.

Todavía desconozco la naturaleza de su ataque, pero de gente capaz de cobrar por decirte que estás gordo cabe esperar cualquier cosa. Tal vez un grupo de farmacéuticos nazis afincados en Uruguay haya descubierto cómo procesar la carne humana y convertirla en píldoras con sabor a patatas fritas. O tal vez la estrategia de nuestro enemigo se base en algo completamente diferente y nunca visto antes, como reclutar ninjas adictos al Katovit y formar con ellos un temible ejército de karatekas hiperactivos. Lo único que, a estas alturas, sé a ciencia cierta, es que su diabólico plan contará con la participación de falsas enfermeras sexys como la de la fotografía de la derecha. No se me ocurre cómo esto podría ayudarles a conquistar el planeta, pero hay que reconocer que lanzar sobre nosotros tal tipo de tropas sería todo un detalle por su parte.

Con el fin de anticiparse a la cada vez más inminente ofensiva, los servicios de inteligencia de nuestras benditas democracias se han puesto enseguida manos a la obra, procesando en tiempo record toda la información sobre farmacéuticos y farmacias de la que se disponía. Los resultados de dichas investigaciones arrojaron resultados asombrosos y muy esclarecedores, pero se perdieron en el último momento y fueron sustituidos por fotografías de una fiesta de camareros con sweater, cosa que supone una jodida tragedia.

Afortunadamente, yo he cumplido con mi parte y he elaborado un plan maestro para que LAS BUENAS NACIONES DEL MUNDO lo ejecuten, librándonos así de la amenaza farmacéutica.

¡No a las aspirinas!

En un mundo en guerra con los farmacéuticos tendremos que aprender a vivir sin aspirinas. En caso de dolor de cabeza, nada mejor que el tradicional remedio de pensar en otra cosa.


Pildoras completamente desnudas

Lo prometido es deuda: píldoras completamente desnudas.

PLAN DE CONTRAATAQUE MAESTRO: OPERACIÓN "PORNO EN LA NOCHE".

Punto número 1:

No es ningún secreto que los farmacéuticos, cuando están de guardia, matan el tiempo masturbándose. Cualquier varón equipado de genitales y con una larga noche por delante entre prospectos y stands a tamaño natural de mujeres delgadas en bragas haría lo mismo. Tal vez sea ése el motivo de que las puertas de las farmacias estén cerradas por la noche y tenga uno que llamar al timbre. De no ser así, escenas como la siguiente serían habituales:

CLIENTE: Hola *COF*, buenas noches. Me he quedado *COF* sin jarabe, y tengo una tos *COF, COF* de espanto.

FARMACÉUTICO DIABÓLICO (con los pantalones a la altura de los tobillos): OH SÍ OH SÍ OH SÍ... OOOOOOOAAAAAAAOOOOOOOH!!!

Es evidente, pues, que la adicción al porno es el talón de Aquiles de nuestro enemigo. La cosa más jodidamente fantástica de mi plan es que llevarlo a cabo apenas supondría peligro para la raza humana, y en absoluto dañaría la capa de ozono, cosa que, así escrita, queda de puta madre en los botes de aerosol. Nuestra estrategia pasaría por contraatacar - atención - con PORNO ENVENENADO. Para ello, todas las mujeres del planeta deberían acceder a ser fotografiadas desnudas, debido a la ingente cantidad de material pr0n que habría que producir para que mi plan de contraataque maestro diera resultado.

Una vez que todas las mujeres de la Tierra fueran fotografiadas desnudas - esto incluye a mi vecina, la buena, la otra no -, tendríamos que editar revistas cuyas páginas habríamos envenenado antes, como en "El Nombre de la Rosa". De este modo, nada más hojear alguno de los ejemplares, el enemigo, presa de su desordenado apetito, no podría dejar de lamer las fotos, muriendo así en el acto o, mejor aún, un poquito más tarde.

Punto número 2:

En caso de que algunos farmacéuticos sobrevivieran a la primera parte del plan de contraataque maestro, pasaríamos directamente a la fase número dos, que es muy divertida, y en la que tendríamos que arrojar bombas nucleares sobre las farmacias. Quiero recordar que, a pesar de la mala fama de la que goza la energía nuclear, los misiles con cabeza de plutonio han dado grandes resultados contra farmacéuticos en pruebas realizadas en laboratorio.

Punto número 3:

AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAARG!

Si los puntos número uno y dos fallan, ESTAMOS JODIDOS, AMIGO.

Si el punto dos fallara, ya fuera por no poder ser llevado a cabo debido a las protestas de esos hippies de los verdes, o porque alguno de los farmacéuticos, y debido a la radiación, mutara en un monstruo de 300 metros de altura con bata blanca, nuestra única posibilidad de supervivencia pasaría por armar un comando de aguerridos homeópatas fundamentalistas, los cuales, a pesar de lo mucho que nos hemos cachondeado de ellos en el pasado, no dudarían en salvarnos utilizando para ello las conocidas propiedades militares del jengibre y la valeriana.

Fin del PLAN DE CONTRAATAQUE MAESTRO*.

* El PLAN DE CONTRAATAQUE MAESTRO podría ser reutilizado contra grupos o etnias susceptibles de sublevación, como los turistas alemanes, los gitanos de la cabra a las siete de la mañana, o los locutores deportivos aquejados de dequeísmo.

1. Este estúpido estúpido artículo no pretende hacer referencia a los coleguitas de la farmacia de al lado de casa. No, no jodamos, a ver si ahora me voy a quedar sin Gelocatil...

NOTA ADICIONAL: Hará cosa de un mes, una farmacéutica muy simpática y maternal me ahorró con su diagnóstico cuatro horas de espera en urgencias. Quisiera aclarar que este artículo no pretende referirse ni hacer mofa de ella: la única, la incomparable, la ardiente farmacéutica cachonda.

2002, Carlos Miguel Ruiz
<< VOLVER A LA SECCIÓN DE HUMOR
<< VOLVER A POETAMALDITO.COM